Nuestro café

En La Maison Blanche de Nasca, buscamos promover el consumo del café orgánico peruano apoyando a pequeños productores sustentables, quienes conviven de manera armoniosa con el medio ambiente.

Cuando te tomas una taza de café muchas veces olvidas o desconoces el esfuerzo que hay detrás de esa deliciosa bebida. No piensas en los productores, en los tostadores, en los dueños y dueñas de cafeterías, en la situación de vulnerabilidad constante en el campo y quizás no seas consciente de los altos estándares de calidad que tiene hoy el café peruano.

En la actualidad el café peruano se corona como el mejor del mundo por segundo año en los premios Cafés Especiales SPP.

Los valles de Oxapampa y Huancabamba albergan el hábitat perfecto para dar a los cultivos de café ese balance entre cuerpo, sabor y acidez tan especial. La UNESCO declaró a dichos valles con la categoría de Reserva de Biósfera. Beber una taza de café de Oxapampa, es adquirir la esencia del equilibrio entre el ser humano y la naturaleza.

Cerca de 223,000 familias dependen del café en el Perú. Las mujeres participan al menos en el 45% de las actividades del campo y la selección de granos maduros se realiza manualmente; el despulpado se hace el mismo día de la cosecha y el lavado de granos entre las 12 horas y 18 horas.Secado al sol o mecánicamente. Todo este proceso natural y en armonía con el medio ambiente ofrece finalmente un café con muchas cualidades y exquísito aroma.

Calle Bolognesi 388 (382,56 km) Nasca, Ica, Peru